CELOSÍAS

Más Información

Las celosías son un elemento arquitectónico que se ha utilizado para crear barreras sutiles entre el interior y el exterior. Su uso y diseño se ha diversificado a lo largo de los años permitiendo construir desde un pequeño balcón hasta bardas completas. Sabemos que México es uno de los países con los climas más diversos por lo que el uso de las celosías se incrementa  más cada día, además, se trata de un tema cultural, puesto que las construcciones en zonas rurales lo han adoptado desde hace mucho tiempo, demostrando su belleza y utilidad.

Las Celosías permiten la protección parcial de vistas, de iluminación y ventilación. Se presentan en una extensa gama de modelos, formas y tamaños.  Las celosías pueden ubicarse con sus correspondientes accesorios, aislados o separados de la fachada, sobrepuestos y adosados a la fachada. Se emplean para ventilación de patios, balcones y en bardas. Son usadas en todo tipo de edificación, preponderantemente en aquellas que hacen al sostenimiento de estructuras y a la terminación de ventanas y aberturas en general. Por extensión a la decoración de interiores y exteriores. Actualmente, en los jardines y huertos se utilizan celosías prefabricadas que permiten formar superficies por las cuales la vegetación puede crecer.

Estos elementos decorativos habitualmente se colocan en lugares donde se precise un entorno ecológico y verde minimizando el impacto visual que producen las urbanizaciones. Las aplicaciones de celosías, más habituales, se dan en zonas de acceso público como parques, jardines, centros comerciales, aparcamientos públicos y privados, etc. Su fabricación en la actualidad y la utilización de materiales resistentes, hacen que la calidad de la celosía esté totalmente garantizada, así como su durabilidad y funcionalidad.

La arquitectura tradicional ha desarrollado desde siempre soluciones constructivas que brindan a sus ocupantes confort ante unas condiciones climáticas adversas o no deseadas, procurando además un bajo impacto ambiental. Las celosías, tiene como función principal la ventilación y la iluminación como forma de proporcionar confort en el ambiente en que se encuentren. Las celosías favorecen principalmente distribuyendo mejor la iluminación y evita el excesivo contraste y deslumbramiento, así como también su configuración evita la obstrucción del viento.  La iluminación proporcionada por el uso de la celosía se basa en dos variables, el primero es el tamaño de la abertura y el segundo la sección que lo conforma, con una menor área de la abertura de la celosía, se puede evitar el deslumbramiento. Las celosías favorecen el paso del aire ofreciendo una ventilación adecuada a tu hogar.

Para hacer la mejor elección de celosías es importante saber el propósito de su colocación, ya que pueden ser útiles como elemento decorativo, ventilación, iluminación natural o como separador de espacios en terrazas y jardines. Las celosías son estructuras, generalmente de barro y concreto, aunque pueden ser fabricadas en otros materiales, sirven para delimitar espacios interiores o exteriores, siendo estos últimos en donde se instalan con mayor frecuencia. Aparte de cumplir con la función de demarcar un espacio, también son un importante elemento decorativo en jardines y terrazas, en donde se integran con el paisaje, y armonizan con el mobiliario y la arquitectura. Pueden proporcionar sombra y facilitar la intimidad en una determinada área.

El uso más común es para obtener privacidad y separación visual de un espacio, sin sacrificar iluminación y ventilación. Gracias a múltiples uniones y superposiciones, las celosías forman cuadrículas romboidales, cuadradas, o en forma de estrellas, flores y múltiples figuras. Los diseños pueden ser muy variados, y las dimensiones de los espacios también lo pueden ser. Aunque las celosías de barro y concreto son las preferidas para espacios naturales y casas al aire libre, también existen las celosías de metal, resina, plástico o PVC.  Las celosías fabricadas en metal, por su parte, son utilizadas como elemento de seguridad en primera instancia. Su coste es superior a las de barro, pero más durables, aunque requieren un mantenimiento periódico para evitar la oxidación.  Las celosías de concreto brindan mayor seguridad que las celosías de barros, y también cuentan con una extensa variedad de diseños.